×

PROYECTO
Racons

ORGANISMO CONVOCANTE
Ayuntamiento de Llubí

CATEGORÍA
Concurso de ideas, a nivel de anteproyecto y con intervención de jurado, para la construcción de la nueva escoleta municipal de Llubí

FECHA
Marzo 2017

LOCALIZACIÓN
Llubí (Islas Baleares)

Hay muy pocos espacios que evoquen el futuro de una forma más directa que una escuela infantil. Entre sus muros es donde van a despertar y desarrollarse las capacidades de los niños, hablamos del punto mismo donde nace y se protege el progreso de un pueblo.

La tecnología está haciendo posible que las generaciones de niños que entran a las escuelas infantiles tengan cualquier conocimiento del mundo al alcance de un click. La arquitectura puede hacer que ese conocimiento se dé dentro de un espacio que respete la conexión con el entorno más cercano, en el que los niños crecen igual que lo hicieron sus padres, en este caso Llubí.

Fue sencillo localizar un elemento significativo que sirviese de unión entre LLubí y su nueva escoleta: los talaiots. De estas construcciones ancestrales de las islas encontramos un ejemplo cerca de la localidad, se trata de unas construcciones ciclópeas que se asemejan a una atalaya, a una torre… ¿a cuántas cosas más lo podrá asemejar la imaginación de un niño? Cualquier niño querría jugar ahí, refugiarse en su interior….

Por ello, para desarrollar la idea, se utilizan como referencia estas construcciones, en concreto Els Racons, la más cercana a Llubí… Rincones, como los que organizan las aulas de los niños, donde se sentirán protegidos y recogidos; miles que utilizar: el rincón de jugar, el rincón de dormir, el rincón del movimiento, el rincón de la naturaleza…

La escoleta será una conexión entre el pasado y el futuro, niños y talaiot, poniendo de esta forma en valor el patrimonio y la historia de Llubí.

 

LA IMPORTANCIA DEL COLOR

Los colores son estimulantes visuales que pueden generar diversas reacciones en el organismo pudiendo influir incluso en el estado de ánimo.

Se dispondrán aulas de color naranja,  que favorecer la actividad estimulando así la psicomotriz.

El dormitorio de los niños más pequeños, azul celeste, para transmitir sensación de relajación, relacionándolo con el agua, el cielo y la inducción al sueño.

El de los niños de 1-2 años, verde, relación con la naturaleza,  armonía e influencia calmante.

La zona de los aseos de los niños de 2-3 años en amarillo, evocando al sol.

 

EL PATIO

Las diferentes zonas del patio pretenden generar en el niño la experimentación que conlleva al aprendizaje. No solo es un espacio de juego, ya que también debe poner en desarrollos todos los sentidos e incita a la acción-intervención

La zona de huerta estimula su interacción con el medio natural, trabajar en equipos en su aprovechamiento, abastecer cocina, zona de vegetación, y flores,  colores, olores, texturas…

Se completa con un arenero y arbolado autóctono de hoja caduca, con intención de replantar los existentes en la actual parcela.